Farándula

Diego Boneta: Pesa llevar la corona, ser el rey

Diego Boneta

Diego Boneta, Hay veces que Luis Miguel se separa de mí, porque a veces lo escucho en la radio o lo veo en televisión y siento que es otra persona. A veces Luis Miguel necesita de mí,

el ser humano que está decaído porque está solo. Emocionalmente cambio mucho, a veces

estoy más fuerte que otras, a veces me enfrento más fácil que otras, al final siempre me enfrento a todo, porque estoy solo”. La frase que el músico pronunció en una entrevista −y

que Javier León Herrera y Juan Manuel Navarro rescatan en la biografía Oro de Rey (Aguilar)− bien refleja el espíritu de la segunda temporada de Luis Miguel, la serie, el gran éxito de

Netflix, que todos los domingos sube a la plataforma un capítulo del que se habla y se debate durante toda la semana.

En todos estos años mucho se ha dicho de El Sol de México, pero el fenómeno de la serie tiene una pieza clave: Diego Boneta, el actor, cantante y productor que lejos de caer en la

imitación pone el cuerpo a un personaje cargado de claroscuros. “Bien dices, se trata de

poner el cuerpo −aclara Diego en la entrevista vía Zoom con La Nación revista−. No solo es maquillaje, prótesis, conocer los movimientos, los tics, de dar con la tonalidad justa de su

voz. Se juegan muchas otras cosas. Acá está el Luis Miguel de los escenarios y el que está lejos de las luces”.

—No por nada el leitmotiv de la segunda temporada es “cuanto más brilla el sol, más oscuras son sus sombras”

Exacto. Hay toda una transformación del personaje, del artista, del hombre, y eso es lo que más me interesa mostrar, porque lo más atractivo de esta temporada, lo que nos propusimos es descubrir al Luis Miguel humano, el que mueve en diferentes época (en los 90 y ya entrado el 2000). Es un relato más complejo, más oscuro. En la primera temporada, lo

vimos como víctima, por decirlo de alguna manera, vimos cómo sufrió los abusos de Luisito

Rey [interpretado por Óscar Jaenada, el gran villano de la historia], su padre, violento y

explotador, y la gran angustia que atraviesa por la desaparición de su madre. Ahora,

tomamos contacto con un Luis Miguel más temperamental, haciendo frente a los golpes y

que intenta hacer lo mejor que puede. Es un personaje que te ofrece diferentes formas de

acercarse, ya sea desde lo actoral, desde lo musical y también desde lo más humano,

porque cuando te metes con su historia, su realidad supera lo que uno puede imaginar

o que tuvo la temporada uno [lo dice y se ríe como si fuéramos cómplices de aquella duda]. Nos impactó, nos sorprendió ver todo lo que generó. Diego Boneta

—La vara quedó demasiada alta…

Y la vuelta no podía ser menos. Al contrario, la apuesta tenía que ser mayor. ¿Cómo hacerlo? Esa era la pregunta y decidimos asumir un compromiso. Teníamos que ofrecer una serie

que lo tuviera todo. Lo que me encanta y me entusiasmó desde el comienzo es que trabajamos con el mismo equipo de la primera y eso se nota. El dream team, Humberto

Hinojosa, Adrian Grunberg en la dirección y los guiones de Daniel Krauze. En la primera temporada trabajamos sobre un libro [Luis mi rey, de Javier León Herrera]; para la segunda,

tuvimos que hacer un trabajo de investigación, un proceso que llevó tiempo, porque los guionistas tuvieron que escribir la historia. No queríamos hacerlo a las apuradas, al

contrario, teníamos que encontrar el tono para ofrecer una buena narración, sobre todo en

un momento en la vida de Luis Miguel en la que se especuló mucho, pero de la que se conoce realmente poco. Así que se hizo un trabajo intenso. Y en ese tiempo nos golpeó,

como a todos, el covid. Encarar esta segunda temporada fue un reto en todos los sentidos. Contamos otra etapa de la vida de Luis Miguel, una mucho más compleja. Vemos a un

personaje que toma decisiones, con las que podemos estar de acuerdo o no, pero que está tratando de hacer su vida, a su modo, con su ego, su soledad. No es un héroe, nos

propusimos siempre verlo desde su punto de vista, entender los hechos, sin juzgarlo, hacerlo desde los ojos mismos del personaje, sin caer en el amarillismo ni en el escándalo. Con el

equipo creativo, el director, el guionista quisimos acercarnos de la manera más real, más

humana posible, mostrar esos claroscuros, los contrastes que todos tenemos, y para eso nos exigimos al máximo Diego Boneta

—Ser productor ejecutivo de la serie, además de actor y cantante, ¿qué es lo que te permitió?

-Estar metido desde el proceso, desde el vamos, desde el desarrollo mismo de los guiones. Estoy involucrado por completo, siempre fui así, de meterme al 300%, no al 100, al 300. Soy de los que están atentos a todo y la música es fundamental para mí, es parte de quien soy, así

que desde siempre hubo un compromiso asumido, el de acercarme lo más posible a Luis Miguel, de encontrar la tonalidad en los diferentes momentos de su vida, porque no solo se

trata de los cambios de voz sino que buscamos el sonido de cada época, reproducir el

sonido del momento, y para lograrlo trabajamos con Kiko Cibrián, que es el productor y compositor original de muchos de los éxitos que aparecen en la serie, como “Suave”, que es

una de las canciones que él escribió y produjo en 1992 y que ahora la hizo conmigo. Kiko es el productor de ambas bandas sonoras de la serie. Todas las canciones las grabamos para

la serie y eso también hace que se trate de una producción diferente. Para mí fue muy

importante involucrar a Kiko. Buscamos acercarnos a los detalles de cada canción. Fue un

gran trabajo, grabamos alrededor de 30 piezas y cada una ellas representó un desafío.

El pasado 15 de abril, días antes del estreno de la segunda temporada, Spotify presentó “Qué

nivel de mujer” en la voz de Boneta como adelanto de la banda de sonido oficial de

la playlist Luis Miguel, la Serie. El primer tema y el segundo, “Suave”, corresponden a Aries, el

álbum que le valió a Luismi cuarenta discos de platino, 6 discos de oro y con el que ganó los premios Billboard al Mejor Intérprete Masculino y Mejor Álbum del año (1994).

La playlist de la serie, que Spotify actualiza semanalmente, se completará con el

lanzamiento del álbum correspondiente a la segunda temporada e incluirá los éxitos

seleccionados que forman parte de cada emisión, como los ya mencionados “Ayer” (que

sirvió de título al capítulo de la semana pasada) y “Te extraño”, entre otros temas. Como

datos curiosos, en 2018, en pleno suceso de la serie, la plataforma registró picos en el

repertorio del propio Luis Miguel, con un aumento de 152% en sus streams durante las

semanas en las que el show de Netflix transcurría. Las reproducciones de las canciones

“Culpable o no” y “Miénteme como siempre” llegaron a dispararse en 4000%. Boneta, por su

parte, cuenta con más de 500.000 oyentes mensuales y el tema “Culpable o no”

interpretado por el actor tiene más de 14 millones de reproducciones. Sus principales 5 temas suman más de 36 millones de reproducciones. Diego Boneta

También pueden gustarle

Leer más