Farándula

Billie Eilish y su apoteósico ascenso

Eilish

28-01-2020 Billie Eilish ha redefinido a la estrella del pop contemporáneo en su camino a la fama. La encarnación de la genialidad con su voz áspera e inquietante y un original estilo punk-rock.

La ídolo adolescente ha consolidado su lugar, ocupando todos los titulares de la noche de los Grammy. Al arrasar con las cuatro categorías principales. Un hito, al ser la primera mujer y la artista más joven en hacerlo.

El meteórico ascenso de la joven de 18 años ya la llevó a ser declarada mujer del año 2019 según Billboard.

En cuestión de meses, lanzó un álbum número uno titulado When We All Fall Asleep, Where Do We Go?. Encabezó la lista de canciones más populares con su sencillo «Bad Guy» y actuó en un escenario principal en el festival de Coachella.

Eilish, artista de la generación Z más célebre mundialmente. Arrastra ejércitos de fans con su presencia en las redes sociales y moviéndose cómodamente en Internet.

Poseyendo un sentido de la moda tan único como su sonido. Ha privilegiado la idea de mantener oculto su físico para evitar ser sexualizada y que su fama provenga únicamente de su talento artístico.

La californiana, con tan solo 13 años, lanzó su primer sencillo, Ocean Eyes, producido en su dormitorio y lanzado en SoundCloud. La plataforma de streaming que también ha lanzado al estrellato a una generación de jóvenes raperos.

La canción de pop sintetizado sobre la dolorosa ansia de volver a tomar contacto con un ex. Escrita y producida por el principal colaborador creativo de Eilish, su hermano Finneas O’Connell, rápidamente se volvió viral.

Eilish es una artista cuya única «influencer» es ella misma

El sello Interscope la contrató a los 14 años y a pesar que su fama estalló en internet, Eilish parece ser una artista cuya única «influencer» es ella misma.

Sus letras mezclan hábilmente temáticas oscuras (que incluyen la muerte, la depresión y el miedo al cambio climático) con pinceladas de ironía y humor.

La intérprete. Que ha citado a la banda de grunge Nirvana como inspiración. Canta poesía con una voz entrecortada que bordea un susurro sobre ritmos minimalistas de música electrónica y hip-hop.

«Hicimos este álbum en una habitación». Dijo a la prensa en el backstage de los Grammy el domingo después de recoger cinco gramófonos junto a O’Connell, quien fue más prolífico ante el micrófono que ella. «Es realmente como si todo fuera posible, de hecho», agregó con una risa entre irónica y nerviosa.

Fuente: Panorama

Deja un comentario

También pueden gustarle

Leer más